Volvemos a nuestro blog en esta ocasión para hablar de la cantidad de tratamientos de ortodoncia que podemos ofrecer en nuestra clínica. Para empezar me gustaría comentaros en que consiste la especialidad de la ortodoncia, y según la RAE es la parte de la odontología que se encarga de corregir los defectos e irregularidades de la posición de los dientes. Hace años en California un ortodoncista llamado Charles Tweed introdujo conceptos muy novedosos que hacen que hoy en día podamos interpretar las radiografías de la cabeza para poder planificar los tratamientos de nuestros pacientes. En aquella época lo normal era corregir las malposiciones dentales haciendo extracciones. Y eso dio lugar al perfil de Tweed, que era lo típico de las modelos de los años 20. La llamada cara de Tweed o como se conocía vulgarmente y mal traducido como cara de “pajarito”

 

Años más tarde, con la aparición de los ordenadores esas mediciones en el cráneo mejoraron y se empezaron a ver otras opciones de tratamiento. Fue el Dr. Robert Rickketts con su análisis de las radiografías del cráneo quien decidió que las extracciones solo se debían realizar si fueran necesarias y no como algo habitual. Y empezaron a realizar desgastes mínimos entre dientes que denominaron Stripping. Hoy en día casi toda la ortodoncia convencional esta basada en estas medidas cefalométricas y los problemas de falta de espacio y apiñamientos, si no son muy grandes, se intentan solucionar con strippings. Es una manera conservadora de solucionar muchos casos de ortodoncia y hay que entender también que existen casos extremos en los que no queda mas opción que realizar extracciones o correcciones quirúrgicas de hueso.

Entonces sabiendo esto, ¿En que nos puede ayudar la ortodoncia? ¿Es realmente algo necesario? La ortodoncia es un aliado indispensable en la consulta dental hoy en día. Los apiñamientos son responsables en muchas ocasiones del acúmulo de placa, las alteraciones oclusales pueden llegar a variar el funcionamiento de la articulación masticatoria provocando molestias tanto a nivel articular como dolores de cabeza y en casos muy extremos correcciones posturales. La ortodoncia hoy en día no solo nos ayuda a mejorar la estética sino que mejora la oclusión, permite una mejor limpieza y aumenta la durabilidad de nuestras piezas dentales.

 

Teniendo en cuenta todo lo anterior solo nos queda explicar que tipos de tratamientos ortodóncicos podemos ver en nuestra consulta día a día. La ortodoncia hoy en día cuenta con una gran variedad de técnicas y mecanismos que la hacen accesibles a todos los pacientes.

En primer lugar hablaremos de los brackets de toda la vida, los brackets metálicos. Son de una aleación de cromo cobalto y actualmente son los mas utilizados. Tienen grandes prestaciones y pueden tratar casi cualquier caso. Resistentes y duraderos, suelen ser muy útiles para casos complicados y ayudan a que los tratamientos se acaben mas rápido.

Luego tenemos los brackets estéticos. Los podemos encontrar de varios materiales siendo los mas comunes los cerámicos y en casos donde hay mucha demanda estética los brackets de zafiro. Son brackets mucho mas caros que los metálicos y no tan efectivos ya que se descementan frecuentemente y a veces como en el caso de los de Zafiro pueden fracturarse sus aletas. Las primeras fases del tratamiento pueden llevar arcos con teflón blanco para mimetizarse con el color de tus dientes. Con estos brackets los tratamientos son mas largos pero los resultados con la colaboración del paciente son igual de efectivos.

 

 

Últimamente ha surgido un tipo de bracket que es el autoligable. Es un bracket que no requiere gomas para unir el arco a su propia base y los tratamientos con estos brackets son mas cortos en el tiempo ejerciendo sobre el diente fuerzas muy controladas. Es un bracket muy biocompatible que minimiza la fricción con el arco y hace que los movimientos de los dientes sean lo mas naturales posibles.

Por último quiero hablar de la ortodoncia invisible. La ortodoncia invisible es un sistema que mediante férulas transparentes va produciendo un cambio en la posición de los dientes. Cada quince días se cambia la férula y se van produciendo movimientos de entre 0´3 mm a 0´5 mm. Hay una gran variedad de casas comerciales que proveen a las clínicas dentales de sus sistemas de ortodoncia invisible. Las férulas son transparentes para que nadie las note y no se deben usar para comer o beber ya que se puede filtrar el alimento. Hay muchas casas especializadas en sistemas de ortodoncia invisible y como pega se puede comentar que este tipo de ortodoncia no puede corregir todas las situaciones, y es tu ortodoncista quien puede comentarte que tratamiento es el mas indicado para cada situación.

Me despido por hoy y espero que el verano se os esté dando fenomenal. Hasta la próxima revisión.